Sofia Mc Cabe


Las Clases de YOGA IYENGAR se caracterizan por una práctica precisa y minuciosa en la búsqueda de la alineación. Esto permite un recorrido para ir despertando la sensibilidad hacia cada parte del cuerpo y, con el tiempo, también de la mente. Utilizamos elementos y soportes para hacer accesibles las posturas para todo el mundo y despertar la inteligencia de zonas de difícil acceso.

Me acerqué al Yoga Iyengar en el año 2007, buscando aliviar las molestias físicas  de una fractura de clavícula. En ese entonces estaba embarcada en el desarrollo de mi carrera científica como Doctora en Biología.
Me fascinó la precisión del método y su nivel de profundidad. Con los años fui sintiendo niveles cada vez mas sutiles de práctica que nunca había imaginado, y descubrí cómo estos ejercicios, que parecían puramente físicos, tenían impacto en todos los  planos de mi vida. seguir leyendo


Encontré una práctica que me permitió hacer que mi vida sea cada vez mas feliz.

Estudié durante 6 años con Florencia Herkovits, quien me acompañó en todo este recorrido y me ofreció las herramientas para poder transmitir lo aprendido. Luego Daniella Piazzolla me ayudó en el proceso de Certificacion como profesora de Yoga Iyengar. Viajé a India en dos oportunidades en busca de la pureza del método. Hace diez años que estudio y aprendo con muchos maestros de diferentes partes del mundo, tomando seminarios internacionales. Sigo aprendiendo y me sigo maravillando.

Hoy transmito el Yoga Iyengar desde mi más sincera experiencia, como camino de autotransformacion metódico, seguro, y de implicancias profundas en todos los planos de la vida.

Martina Carlón


Las clases de YOGA CON ELEMENTOS buscan la alineación del asana desde acciones precisas. Utilizamos elementos para comprender acciones,
para asistir  posturas avanzas o de forma terapéutica.
De esta forma podemos individualizar y responder a los requerimientos de cada practicante.

Comencé mi camino en el Yoga buscando una herramienta que me ayudara a bajar  revoluciones mentales y aliviar algunas molestias físicas.
En el 2011 había vuelto de un viaje y con él habían llegado un montón de cuestionamientos existenciales a los que no les encontraba respuesta, y fue ahí cuando empecé a practicar con Sandra, un yoga muy suave, ni sé que estilo era, pero que me despertó  la conciencia de la respiración y la observación de la mente.

seguir leyendo

En el 2012 me forme como Instructora en el Centro de Yoga Integral Kali Shakti de Mar del Plata, buscando más herramientas personales.

En el 2014 me vine a vivir a San Martin de los Andes y buscando donde tomar y dar clases, llegue a Ser Interior, conocí a Sofi Mc Cabe y Cata Rey y con ellas el Yoga Iyengar.

Con el tiempo de práctica, mis clases fueron mutando y poco a poco me fui sumergiendo más en el método. Tuve la oportunidad de viajar a India y conocer las enseñanzas del linaje directo. He tomado seminarios con maestras y maestros certificados Argentinos y Chilenos. Asi he ido puliendo y profundizando mi práctica y estudio.

Hoy dia descubro en mi mat un momento de meditación en movimiento.

Sabrina Gullino


En las clases de YOGA y ELONGACIÓN vas a encontrarte con tu cuerpo, con vos y través del uso de elementos acceder a esos lugares más dormidos u olvidados, para despertar, experimentar flexibilidad, equilibrio mental y emocional.

Mí nombre es Sabrina Gullino, soy oriunda de La Plata, Buenos Aires. Desde pequeña me interese por el movimiento y comencé a estudiar Danza. A lo largo del tiempo me formé como Profesora de danzas clásicas y Licenciada en artes del movimiento. Luego de una lesión importante, comencé a repreguntarme acerca del tipo de prácticas saludables, y empecé a investigar en cómo adquirir mejores hábitos posturales, mayor fuerza y flexibilidad.

A lo largo del camino, siempre estuvo presente mí práctica de yoga pero con intermitencias. seguir leyendo

Cuando llegue a San martin, pude tener una práctica regular y fue  el momento donde todo el bagaje de técnicas y enseñanzas pudieron hacer síntesis a través del yoga.

Encontre una práctica, bella en todo sentido. Me permite habitar el cuerpo de manera sensible, precisa, puedo conectarme con la estructura osea y mover desde un lugar claro y conciente. Una práctica que me da felicidad, paz mental y física.

Más que una práctica, una manera de dialogar, conmigo misma y con los demás.

Sofia d’Andre


Las clases de YOGA DINAMICO tienen sus bases en la práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga, y se busca sincronizar la respiración con los movimientos que llevan a las diferentes posturas. Se toma de la práctica de Yoga Iyengar la búsqueda de la alineación en las posturas y, cuando lo necesitamos, nos ayudamos de los elementos y soportes que hay a disposición en la sala. Al generar calor buscamos limpiar e integrar nuestros cuerpos físico, mental y emocional.

Comencé a practicar Yoga con continuidad y compromiso en el año 2009 con Eugenia Huarte. Fue en sus clases en donde encontré que la práctica física me ayudaba a encontrar e integrar mi mente y mis emociones . Estaba transitando un año muy fuerte en lo personal y la práctica de Yoga me acompañó en ese momento, dando oxígeno a mi cuerpo y a mi alma. La práctica y su filosofia comenzaron a formar parte de mi vida.

seguir leyendo

Estudié en la Escuela de Hatha Yoga Dinámico con Hernán Rodríguez Borgonovo a dónde sigo volviendo cada vez que estoy en Bs As. Hice diferentes talleres de Anatomía y Biomecánica con Alejandro Chiarella y talleres de Ashtanga Vinyasa Yoga con Masterji, Andrés Ameglio y Germán Garro. Actualmente asisto a talleres de Yoga Iyengar con Sofía Mc Cabe.

Trato de trasmitir desde mi experiencia lo transformadora q puede ser la práctica de Yoga.

Silvina Sobrino


Las Clases de YOGA IYENGAR se caracterizan por una práctica precisa y minuciosa en la búsqueda de la alineación. Esto permite un recorrido para ir despertando la sensibilidad hacia cada parte del cuerpo y, con el tiempo, también de la mente. Utilizamos elementos y soportes para hacer accesibles las posturas para todo el mundo y despertar la inteligencia de zonas de difícil acceso.

Llegué a mi primer clase de yoga Iyengar en el año 2008, “arrastrada” por un familiar, y sin tener mucha idea de qué se trataba. En ese momento era aficionada a la escalada deportiva y al montañismo y mi cuerpo era el vehículo a través del cual realizaba estas actividades, pero no mucho más que eso. De a poco me fui enamorando de esta nueva disciplina, y fui descubriendo que mi cuerpo era un universo por explorar, con infinitos espacios por abrir y lugares por recorrer.
seguir leyendo

La precisión, la alineación y el nivel de detalle en la ejecución de las asanas mantenía mi mente presente y enfocada, sin dejar lugar al parloteo mental y dejándome una sensación de frescura y presencia al final de cada práctica.

Habitar y expandir mi conciencia a cada pedacito de mi cuerpo se estaba volviendo una experiencia transformadora, y entonces decidí sumergirme por completo en este nuevo mundo. En la búsqueda de profundizar más en la materia me certifique como instructora de Hatha Yoga en el año 2011 y comencé a dar clases, buscando compartir con otros esta maravillosa herramienta de autoconocimiento que tanto bien me había hecho.
Asistí a lo largo de los años a varios seminarios con maestros internacionales como Lois Steinberg, Faeq Biria, Jordi Marti, Arun, Usha Devi, Raya Uma Datta, y viaje en dos oportunidades a Pune, India, a estudiar con la familia Iyengar. En el año 2016, obtuve la certificación en el método Iyengar de la mano de mis maestras Daniella Piazzolla y Delfina Mendonca.
Creo que el yoga es una herramienta maravillosa que nos da la posibilidad de gestionar nuestro bienestar físico, nuestro equilibrio mental y emocional, nos abre la puerta al autoconocimiento y nos acompaña e ilumina en el desarrollo de nuestro potencial como personas. Me propongo en mis clases ser el vehículo que les acerque esta herramienta.

Abrir chat